Basílica Santa María

La Iglesia de Santa María del Coro es una de las Iglesias más carismáticas de la ciudad. Se le tiene un gran cariño a esta iglesia, tanto creyentes cómo no creyentes ya que es parte de la historia de Donosti.

Santa María del Coro

El inicio de su construcción tal y cómo la conocemos hoy en día data de 1743. Con anterioridad ya existía la iglesia de Santa María en ese lugar adosada a los muros de las fortificaciones de la ciudad. El diseño se le atribuye a Pedro Ignacio de Lizardi si bien influyeron en él también Miguel de Salezán y Domingo de Yarza. El 27 de abril de ese año fue colocada la primera piedra, siendo uno de los acontecimientos más populares de la ciudad y día festivo para todos en la capital de Guipuzcoa. La obra duró 21 años hasta que en 1764 se dio por terminada.

La iglesia de Santa María fue construida en el ángulo formado por la calle Mayor y la calle Trinidad, calles que lucieron sus mejores galas el día de la inauguración. En la actualidad, llama la atención que desde la puerta de la iglesia se puede mirar al frente y tras atravesar la ciudad con la vista puedes llegar a ver en el otro extremo la puerta de la Catedral del Buen Pastor, situadas una frente a la otra sin ningún edificio de por medio.

Junto con la Iglesia de San Vicente, Santa María es la iglesia más importante de la Parte Vieja y una de las iglesias más representativas.

Si vienes de visita, no puedes dejar de visitar la Iglesia de Santa María. El edificio bien merece la pena ser visitado y su interior hace que sea una de las iglesias más bonitas que podéis ver hoy en día.

2 comentarios

  1. Patricia

    No es la catedral; de hecho no es catedral sino basílica (tal y como dice su nombre). La catedral es el Buen Pastor, mucho más reciente, de estilo neogótico. Es cierto que, en principio, fue construida para ser la catedral, pero no cumple las condiciones para serlo, como que el altar mayor está a la derecha según se entra y no, como debe ser en una catedral, de frente. El propio autor, se dice, tuvo tal disgusto cuando su bellísima iglesia no obtuvo la categoría de catedral, que se quitó la vida.
    Personalmente me gusta Santa María mucho más, será porque soy del barrio, y merecería, en mi opinión, haber sido la catedral; pero no lo es.

    Responder
    • Xabier P

      Patricia, como se dice en el artículo, la iglesia o basílica de Santa María no es la catedral de la ciudad. Se dice que es la más importante después de a catedral. Como puede inducir a error, modificamos el texto para que quede claro.
      Un saludo.

      Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *