Santuario de Aránzazu

El Santuario de Aránzazu es uno de los lugares más bonitos de todo el País Vasco y bien merece una visita.
Monasterio de Aránzazu

Si estás dispuesto a realizar una ruta por el País Vasco y si te interesa especialmente el patrimonio arquitectónico y artístico, tienes que realizar una parada obligatoria en el municipio de Oñate ¿Por qué? Porque en él vas a encontrar un templo que está considerado una verdadera joya, tanto por su estructura y estilo como por la zona en la que se encuentra enclavado. Nos estamos refiriendo al Santuario de Aránzazu.

Se ha convertido en un lugar de peregrinaje, al igual que el Santuario de Loyola, y está erigido en honor a la Virgen de Aránzazu, que es la patrona de Guipúzcoa.

El Santuario de Aránzazu, un referente en Guipúzcoa

En el siglo XVI podemos establecer que está el origen de esta construcción religiosa y es que fue entonces cuando cuenta la leyenda que a un pastor, Rodrigo de Balzategi, se le apareció la Virgen encima de un espino. Al verla allí, le dijo en euskera: “¿Arantzan su?” (¿Tú en espino?). Y ahí comenzó la devoción por dicha imagen que acabaría desembocando en la construcción de un pequeño santuario inicial, al que seguiría el que ahora nos ocupa, situado en una zona de barrancos y amplia naturaleza a 750 metros de altitud.

Frailes mercedarios fueron los primeros que se hicieron cargo y vivieron en dicho enclave, aunque con el paso de los años acabaría en manos de los dominicos.

Una de las singularidades de esta joya patrimonial es que ha sufrido a lo largo de su historia tres importantes incendios:

  • El primero tuvo lugar en 1553. Provocó que acabaran totalmente destruidas las dependencias monacales así como numerosos archivos de valor. A pesar de todo, con donativos de fieles así como con ayuda de nobles, se consiguió poco después erigir un nuevo convento así como darle forma a un nuevo altar.
  • El segundo se produjo en 1662 y la iglesia quedó absolutamente destrozada. Afortunadamente consiguió salvarse la imagen de la Virgen. Nuevamente se requirió el compromiso de la ciudadanía y se construyó otra iglesia así como aulas y una hospedería.
  • El tercer incendio aconteció en el siglo XIX durante la Primera Guerra Carlista. Un siglo este donde, además de aquel, el santuario fue atacado por tropas napoleónicas. Sin embargo, en 1884 se inauguró el nuevo convento y el altar mayor sin olvidar otras dependencias.

Pero aún hay un momento crucial en la historia de este monumento de Oñate y es el año 1950. Sí, porque en este se decide construir la nueva basílica, la que hoy puede apreciarse, sobre la antigua iglesia que fue devastada por las llamas en 1834. Un proyecto este que recayó en manos de los arquitectos Luis Laorga y Sáenz de Oiza.

Ellos dieron forma a un templo que destaca exteriormente por sus tres torres que hacen un guiño al espino de la leyenda, siendo la más importante la del campanario, pues alcanza los 44 metros de altura. Esto sin olvidarnos tampoco de sus puertas de hierro realizadas por Eduardo Chillida y de la belleza de sus arcadas y del friso, donde se representan los 14 apóstoles de Oteiza.

De su interior, que tiene 1.200 metros cuadrados, sobresalen, sin embargo, sus vidrieras diseñadas por Javier Álvarez de Eulate y la decoración de su ábside, realizada por Lucio Muñoz. Decoración majestuosa que ha recibido distintos premios a lo largo de los años y que está considerada como la Capilla Sixtina del siglo XX.

Pero, por supuesto, tampoco podemos olvidarnos de su cripta, que es la única parte que se mantiene de la construcción del siglo XIX, y de la talla de la Virgen de Aránzazu que se encuentra en el citado ábside.

Curiosidades sobre el Santuario de Aránzazu

Tanto por su majestuosidad interior como por su belleza exterior y por su enclave merece la pena visitar sí o sí este santuario guipuzcoano. Pero también porque tiene tras de sí una larga lista de singularidades que la hacen aún más atractiva e interesante si cabe:

  • Sirvió de inspiración y escenario para algunas partes de la emblemática película El día de la bestia (1995), de Álex de la Iglesia.
  • Forma parte de la conocida Ruta de los Tres Templos que permite conocerlo no solo a él sino también al Santuario de Loyola, en Azpeitia, y a la Ermita de la Antigua, enclavada en Zumárraga.
  • Se encuentra junto al Parque Natural de Aizkorri-Aratz.
  • Durante la construcción de su actual basílica surgió una gran polémica pues ni la Iglesia ni los vecinos estaban conformes con los trabajos que se estaban haciendo. Su diseño no gustaba y durante un tiempo las obras estuvieron paralizadas. Afortunadamente se cambió de parecer tiempo después y hoy el lugar está considerado un referente de la vanguardia arquitectónica del siglo XX.

Horario Santuario de Aranzazu

lunes9:00–19:00
martes9:00–19:00
miércoles9:00–19:00
jueves9:00–19:00
viernes9:00–19:00
sábado9:00–19:00
domingo9:00–19:00

Total
0
Shares
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Previous Article
Santuario Loyola

Santuario de Loyola

Next Article
San Juan de Gaztelugatxe

San Juan de Gaztelugatxe

Related Posts