Qué ver en San Sebastián

/ Qué ver en San Sebastián

Hay muchas cosas que ver en San Sebastián, y lo mejor de todo es que al ser una ciudad bastante pequeña, todo está muy cerquita y a mano. La mayor parte de atractivos turísticos se pueden visitar caminando, que por otro lado es el gran atractivo que tiene la ciudad.

También hay mucha gente que decide recorrerla en bicicleta, puesto que es una de las ciudades de España mejor adaptadas a este medio de transporte, por lo que alquilar una bici para visitar la ciudad puede ser muy cómodo y hasta divertido.

Es un destino ideal para ser visitado en un fin de semana ya que San Sebastián en un día puede quedarse muy corto.

Si tu tiempo en Donosti es limitado y no te quieres perder sus principales atractivos a continuación te mostramos un listado de sitios que no perderte en tu próxima visita. ¿Nos acompañas?

10 Cosas que ver en San Sebastián y que no te puedes perder

Que ver Donosti
Principales cosas que visitar en San Sebastián

1. Pasear por la “Parte Vieja” Donostiarra

Parte vieja san sebastian

Sin duda su mayor atractivo es el casco antiguo de la ciudad. Sus calles están llenas de encanto y se encuentra en un enclave único junto al puerto y al Paseo Nuevo, el cual no puedes dejar de visitar. Es un paseo muy bonito junto al mar par acabar en el pequeño puerto y entrar por uno de los arcos principales a la Parte Vieja.

Una vez dentro, además de fabulosos bares donde degustar los famosos pintxos debes visitar la Basílica de Santa María fundamentalmente y en menor medida la Iglesia de San Vicente, dos de los edificios religiosos más característicos de la ciudad.

La Plaza de la Constitución, en el centro del caso antiguo llamará igualmente tu atención, sobre todo sus balcones que aún conservan los número con los que se identificaba cada uno de los palcos que servían para ver las corridas de todos, pues antiguamente esa era su función.

2. Visita al Ayuntamiento y Boulevard

Ayuntamiento Donosti

El ayuntamiento es un edificio muy bonito que merece ser visitado. Lo mejor es dar una vuelta al edifico para verlo completamente, ya que por ejemplo, llama la atención que la entrada principal por la que pueden entrar los ciudadanos es por la parte trasera.

El Boulevard es una avenida peatonal que separa el casco antiguo del resto de la ciudad más nueva. Llama la atención el “kiosko” central y los jardines que decoran el largo de todo el Boulevard.

3. Recorrer el Paseo de la Concha

Paseo de la ConchaLa playa de la Concha es no sólo la más famosa de San Sebastián sino una de las más reconocidas a nivel mundial gracias a los numerosos premios que ha logrado.

El inicio del paseo comienza junto al ayuntamiento y puedes recorrerlo hasta el final de la playa de Ondarreta, en el barrio del Antiguo. Es un paseo muy bonito rodeando toda la bahía que resulta espectacular si te encuentras con un día soleado. Si hay marea baja puedes incluso hacer el recorrido por la orilla si hace buen tiempo y remojarte un poco los pies. 🙂

4. El Palacio Miramar

Palacio Miramar

Este Palacio Miramar, antigua residencia de la monarquía, hoy en día es uno de los edificios más bonitos de la ciudad y disfruta de un enclave privilegiado de la ciudad.

Puedes aprovechar el paseo por la bahía que te hemos recomendado anteriormente para hacer un alto en el camino y visitarlo, pues se encuentra a mitad de camino separando la playa de La Concha y la de Ondarreta.

Las vistas desde sus jardines son igualmente espectaculares. personalmente es una de las vistas que más me gusta de la ciudad.

5. Peine del viento y subida al Monte Igueldo

Peine del viento chillida

Aprovechando de nuevo el paseo y ya al final de su recorrido, te encontrarás con el Peinde del Viento de Eduardo Chillida. Esta escultura del famoso escultor es imagen destacada de la ciudad y que sin duda no te dejará indiferente. Si el día que lo visitas hace mala mar… mejor todavía! Una vez estés allí verás por qué lo decimos.

Tras visitar el Peine, lo mejor que puedes hacer es coger el funicular (que se encuentra justo detrás del Real Club de Tenis) y subir a lo alto del monte Igueldo para disfrutar de la mejor panorámica de Donosti. Además, si viajas con niños, encontrarás un antiguo pero agradable parque de atracciones que a buen seguro les vas a gustar.

6. Catedral del Buen Pastor

Catedral Buen Pastor

La Catedral del Buen Pastor, situada en la plaza del mismo nombre, es un edificio emblemático del siglo XIX (concretamente fue construida en el año 1897) y es de estilo neogótico. Destaca su órgano, el cual está considerado como uno de los más grandes de toda Europa.

Recientemente ha sido reformada para en un futuro poder permitir el acceso al campanario de los visitantes que así lo deseen.

Actualmente el acceso a la Catedral del Buen Pastor es gratuito por lo que si vas, no dudes en entrar y ver su interior, donde destacan sus grandes vidrieras de colores.

7. El Aquarium

Aquarium de Donosti

El Aquarium de San Sebastián es una de las atracciones destacadas sin ningún lugar a dudas. Tras su remodelación se ha convertido en uno de los más grandes de Europa y cuenta con un túnel que atraviesa la piscina principal que hará las delicias de los más pequeños.

Actualmente es la atracción más visitada de todo Guipúzcoa por lo que si te gustan este tipo de visitas, el Acuario no te puede faltar. Lo mejor de todo es que lo tienes a mano junto a la Parte Vieja y el Puerto, por lo que no tienes excusa para no dedicarle un rato.

8. El Kursaal y Playa de la Zurriola

Kursaal

El edificio de congresos Kursaal, que consta de dos edificios, es uno de los edificios arquitectónicos destacados. Son dos grandes cubos de cristal situados junto a la playa de la Zurriola que se iluminan por la noche llamando bastante la atención.

En él se celebran grandes congresos y conciertos a lo largo del año. El Festival de Cine, sin ir más lejos, se viene celebrando ahí desde su inauguración.

La playa por su parte destaca por ser el destino preferido por surfistas de todo el mundo. El ambiente y deporte en esta playa están asegurados.

9. Subir al Monte Urgull

UrgullSi ya has subido al Monte Igueldo puede que pienses que esta otra subida te sobre, pero nada más lejos de la realidad.

Al Monte Urgull, a diferencia de Igueldo, se accede andando en un paseo de unos 20 minutos pero merece muchísimo la pena, tanto el paseo como las vistas desde lo alto del mismo.

En lo mas alto encontrarás la gran figura del Sagrado Corazón junto con las antiguas murallas y cañones que protegían la ciudad.

El acceso a Urgull se pude hacer desde varios lados. Nosotros te recomendamos que subas desde el acceso que hay entre el puerto y la Parte Vieja, subiendo unas escaleras que hay al inicio, o por la parte de atrás del monte si vas desde el Paseo Nuevo, por una cuesta que verás fácilmente al final del paseo.

10. Probar los mejores pintxos de la ciudad

Pintxos San Sebastian

Si hay algo que todo el mundo disfruta y que nadie se va sin probar son los famosos pintxos donostiarras.

Vale, no es una cosa que ver, pero sin duda es una de las cosas que debes hacer, si o si.

A decir verdad, prácticamente en cualquier barrio de la ciudad puedes encontrar buenos bares, pero los pintxos más famosos y concurridos se encuentran en la Parte Vieja sobre todo y en el barrio de Gros, que con el paso del tiempo ha ido cogiendo cada vez más auge y en la actualidad congrega un gran número de bares donde degustarlos.

Tanto en uno como en otro sitio podrás probar una gran variedad de tapas tanto tradicionales como más enfocados a la alta cocina.

Otras cosas que hacer a los alrededores de San Sebastián

Si tienes la suerte de visitar Donosti por varios días, tendrás tiempo para hacer muchas más cosas, lo cual es genial puesto que hay un montón de actividades que hacer en sus alrededores.

Sitios como Zarautz, Orio, Fuenterrabía (Hondarribia) o incluso Biarritz (Francia), son visitas obligatorias para todo aquel que disfrutes de sus vacaciones aquí. Son visitas de medio día o incluso de un día entero.

También puedes ir a comer a alguna de las mejores sidrerías de la zona o visitar alguno de los museos de San Sebastián, como el museo San Telmo o Chillida Leku.

Si viajas con niños, una visita al parque de atracciones en lo alto del Monte Igueldo no estará de más. Los niños disfrutarán de las atracciones y los mayores de las vistas más famosas de la ciudad.